sábado, 26 de septiembre de 2015

Cracovia; City of Living History

Cracovia es una de las ciudades que no se pueden dejar de visitar en Polonia, pese a no ser una capital tiene todos los elementos necesarios para no envidiar a las mejores grandes urbes del viejo continente. En esta ocasión mi viaje consistió en un fin de semana con un grupo de estudiantes Erasmus.

- ALOJAMIENTO:

Tanto si eres un viajero solitario como si viajas en grupo, como fue nuestro caso, el hostal Rynek 7 es una opción ideal para ti.

Vista de Rynek desde el hostal
Se encuentra situado en Rynek, la plaza central de cracovia y la mayoría de sus habitaciones tienen unas vistas impresionantes a dicha plaza, disponen tanto de habitaciones individuales como compartidas, en nuestro caso nos alojamos en una de las últimas. Una habitación muy espaciosa para 8 personas en literas. El hostal ofrece además Wifi gratuito y que funciona a la perfección, zonas donde conocer a otros viajeros y un personal encantador que no dudará en darte consejos e información. Los baños son comunes pero disponen de habitaciones separadas donde encuentras la ducha y taza, de manera que sientes que estás en tu propio baño individual.


-  COSAS QUE VER:

La mejor opción es optar por los Free Walking City Tours donde solo pagarás, si quieres la cantidad que estimes al final del recorrido. Casi todos empiezan en la plaza central y puedes encontrar los programas, bien en tu hostal, en información turística o en la propia web de la compañía. Serás guiado por auténticos expertos historiadores por las localizaciones turísticas mas importantes de la ciudad, conociendo la historia detrás de cada uno de los rincones. No te pierdas el tour por el casco antiguo que incluye entre otros:
   
         - Palacio, residencia de Juan Pablo II, Iglesias de distintos estilos, Universidad de Cracovia...



En el centro de la ciudad, justo tras la estatua que la preside encontrarás un gran edificio, es el museo de la ciudad y podrás acceder gratuitamente los Domingos. Es totalmente recomendado acceder en su última planta a la terraza que ofrece las mejores vistas de Rynek y allí degustar uno de sus deliciosos zumos.

Si decides salir a tomar algo por la noche, descubrirás que Cracovia ofrece pubs y locales de todos los tipos. La mayoría de desenvuelven en un laberinto de cuevas subterráneas que hacen que estos pubs rara vez se llenen y donde es muy fácil encontrar un cómodo rincón para disfrutar con tus amigos como si estuvieses en tu propio reservado.


Los campos de concentración

En los tours descubrirás que Cracovia está fuertemente marcada por los acontecimientos de la segunda guerra mundial, es una ciudad donde esa parte de su historia sigue viva. A una hora de camino se encuentran los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau que fueron habilitados hace años como una prueba viviente del horror que Europa vivió, para que ello no se volviese a repetir, es por ello una parada obligatoria.

La entrada es gratuita si vas sin guía, lo cual es asequible ya que en todo el campo encontrarás explicaciones a todo lo que ves. Sin embargo lo mas óptimo es conseguir uno de los guías que se ofrecen, los hay en distintos idiomas, incluyendo en español. Debes acceder a la página web de los campos y ahí mismo hacer tu reserva, no olvides imprimir tus tickets!.

Campo de concentración Birkenau
Mi recomendación para acceder a los campos es planearlo con antelación para ir con una excursión programada, si tienes que ir por tu cuenta como hicimos nosotros lo mejor es hacerlo por la mañana ya que los autobuses de vuelta a Cracovia solo funcionan hasta las 19.00.  Una vez en los campos, tendrás dos experiencias distintas, por un lado Auschwitz, es un enorme museo donde cada edificio muestra un aspecto del Holocausto, posteriormente un bus gratuito que pasa con una regularidad de 10 minutos te llevará hasta el vecino campo de Birkenau donde pese a no haber museo sobrarán las palabras  explicaciones.

IMPORTANTE: Mucho cuidado si decides comprar el billete de bus en la propia estación. Puedes encontrarte con gente que te ofrecerá llevarte y traerte desde los campos por un precio bastante abusivo, no te fíes y compra tus billetes a través de fuentes oficiales.

- Otros datos:


  • A diferencia de otras zonas de Polonia, en Cracovia se habla inglés prácticamente en todos sitios. Por lo tanto no tendrás complicación en comunicarte, además hay que recordar que los precios están en Zloty, la moneda nacional y que es infinitamente mas barata que el euro. Pero ten cuidado con esto, mucho restaurantes se han adaptado a los turistas y puedes recibir una pequeña sorpresa en la cuenta.
  • Para moverte por la ciudad generalmente te bastará con caminar ya que no es excesivamente grande y es fácil habituarse a ella, sin embargo si te adentras a explorar el barrio judío y otras zonas un poco mas alejadas del centro quizá te sea rentable coger el tranvía, funciona con la misma regularidad que el metro de las grandes ciudades y el precio es inmejorable. Puedes comprar los billetes, de un solo viaje, 24h y demás en el propio tranvía o en las estaciones.
  • Siempre es bueno llevar algo de efectivo contigo, ya que algunas tiendas de souvenirs no aceptan tarjeta, pero por lo general este último es el medio de pago que usarás.
  • Justo debajo del hostal que recomiendo se encuentra un restaurante que ha servido a grandes estrellas internacionales, merece la pena pasarse y echar un vistazo a su muro de la fama.



Cracovia ha sido en definitiva una visita inesperada, nunca había estado en mi lista de sitios a visitar y sin embargo la ciudad me ha ganado, es una verdadera ciudad europea, donde no olvidan sus raíces y su pasado pero donde luchan por recobrar la gloria de tiempos pasados. Sin duda un lugar del que aprender mucho.