jueves, 3 de septiembre de 2015

Nueva York; la capital del mundo

Hay gente que ha querido visitar esta ciudad toda su vida, hay otra que aún sueña con ello. Yo acabé pasando la mejor temporada de mi vida en ella, casi de casualidad, en ella aprendí y viví cosas que difícilmente nunca hubiese podido soñar.

Este es uno de esos lugares donde descubrirse a uno mismo, la ciudad y su gente te enseña cosas día a día y descubres que la pregunta "What brings you to NYC?" (¿que te trae por NY?) saca a la luz historias de personas a las que no conocías que hacen que te plantees que si realmente estás haciendo algo en tu vida con lo que no estás a gusto, algo que no sea perseguir tu mayor potencial, estás perdiendo el tiempo.


En esta ciudad hay de todo, para todos encontrarás que por extraños gustos que tengas hay un sitio destinado exclusivamente a ti. Pese a la mala fama de la ciudad por la imagen que da en películas y series de TV, lo cierto es que su gente es cálida y friendly, aunque también has de saber que los neoyorquinos pisan fuerte en general. No confundas su seguridad en si mismos con soberbia, allí el saber tu punto fuerte y mostrarlo es una cualidad que se aprecia mas que la humildad desmedida. 

El transporte en la ciudad es de primer nivel, el metro conecta toda la ciudad y su puntualidad es indiscutible, además los mapas del metro son muy sencillos de entender y solventan cualquier papeleta.

Mr.World Travel´s choice:
- Alice´s Tea Cup: Un sitio que no es de los más visitados por el turista habitual pero que es muy especial. Se trata de un café ambientado en el cuento de Alicia en el país de las maravillas donde podemos probar platos ambientados también en el cuento. Un contraste en medio de una ciudad tan cosmopolita.
- Amish Market: Un lugar muy económico donde comer que ofrece comida de todo tipo elaborada de forma natural por la comunidad Amish que cultiva sus propios ingredientes y elaboran muffins, zumos, y platos de todo tipo. Tanto para sentarse a comer como para tomar un tentempié es una de las mejores opciones.
 -  Si como a mi, te gustan los musicales tienes en la propia Broadway una tiendita donde puedes encontrar merchandising de musicales que están o han estado en la gran manzana, un lugar donde encontrar cosas históricas. 
- Staten Island Ferry: Este barco es el que transporta aquellos habitantes que trabajan en Manhattan pero viven en Staten Island, sin embargo cualquier persona puede subirse a el sin coste alguno. Aprovecha y haz tu viaje al anochecer, porque a la vuelta obtendrás una espectacular vista de Manhattan iluminado y de la estatua de la libertad. 
 - Con el bono de acceso al metro puedes acceder al teleférico que conecta Roosevelt Island,  con Manhattan. Se eleva desde la isla y avanza paralelo a uno de los puentes de la ciudad para finalmente entrar en ella atravesando los rascacielos.


SHOPPING

Seguramente has oído esos famosos viajes de compras a la gran manzana, sin embargo es muy frecuente darse el viaje y volver decepcionado al no haber encontrado esas gangas prometidas, por eso y para que no te lleves el chasco te doy todas las claves de los outlets en New York City.
Primeramente debes tener en cuenta que el concepto Outlet en los Estados Unidos es totalmente distinto al que tenemos en Europa, entrar en Ralph Lauren significa encontrarte con la misma calidad y exquisitez en la atención y presentación del comercio al que obtendrías en su versión estándar con la ventaja de poder llevarte prendas por un precio que te costará creer,  y créeme, no exagero. En Manhattan tienes Century 21 el cual solo recomiendo si quieres llevarte a casa tus propios Manolos, para lucirlos como hizo Sarah Jessica Parker en la famosa serie de televisión.
- WOODBURY COMMON PREMIUM OUTLETS: De aspecto os parecerá un pueblito pero cada casita esconde los mejores precios que jamás encontrarás de primeras marcas como Swarovski, Ralph Lauren, Gucci, Prada, Nike, Converse ... . Este lugar de ensueño se encuentra en New Jersey a una hora de la gran manzana y puedes llegar en bus comprando un billete de ida y vuelta para el mismo día, el lugar tiene además zonas de descanso y alimentación para que puedas pasar tu día de la mejor forma posible. Una vez visites este sitio empezarás a entender que quizás hubiese sido buena idea haber venido con dos maletas vacías.